Hoy el Ministro de la Presidencia acusó a varios ciudadanos bolivianos de ser desestabilizadores de la democracia financiados por el Gobierno de Estados Unidos a través de USAID. Lo hizo con nombres y apellidos lanzando una “lista” que involucra a personas como Carlos Hugo Molina, Roberto Barbery, Juan Carlos Urenda, Rubén Ardaya, Marcelo Rengel, Franz Barrios, entre otros. Sobre este hecho considero un imperativo moral opinar, para no ser cómplice de este tiempo de oscurantismo al que el Gobierno del Presidente Evo Morales Ayma parece empecinado a arrastrarnos:

Todo apunta a que estamos frente a un proceso que radicaliza el oscurantismo antidemocrático en Bolivia.

24 respuestas

  1. Verguenza nacional las intenciones de este gobierno calumniador. Debemos cuidar la democracia y combatir la falacia venga de donde venga. Mi solidaridad y respeto para Carlos Hugo, Roberto y todos los demás. ¡Jallalla Bolivia, carajo!

  2. Hermano…que te puedo decir……mas que yo también senti las mismas náuseas las que te referis. Realmente quede asqueada y llena de impotencia y rabia por todo esto. ES DE NO CREER!!!!

    Vanuska

  3. Querido Rubens,
    En los últimos meses el oficialismo ha incrementado el tamaño de la piedra en su zapato. Y las declaraciones del ministro Quintana se convirtieron en un factor que ha facultado aglutinar el sentimiento de las regiones -más allá de las diferencias y las diversas fronteras- y ha enraizado la lucha ciudadana por el respeto a los valores democráticos a espacios que transgreden la partidocracia, las vinculaciones gremiales, sectoriales, cívicas, regionales y las fisonomías.
    Es por ello, que las repercusiones en torno a lo que cree haber conseguido el oficialismo con sus discursos manipulados y sus intentos por distraer mediáticamente a la opinión publica no han logrado distorsionar la difícil coyuntura política por la cual atravesamos y sí ha acentuado el carácter centralista, autoritario y maniqueo del gobierno de Evo Morales.

  4. Mi querido Carlos Hugo,

    hoy hemos sido testigos de una de las mayores aberraciones que uno se puede imaginar en un régimen que se dice democrático, que se dice representar a la mayoría de los bolivianos, que dice proponer el cambio para construir una sociedad más incluyente y nos damos de cara con la barrabasada de acusar a ciudadanos comprometidos con los principios de la democracia, la inclusión y la construcción de una sociedad mas justa. De acusarlos de vende-patrias, de generar oposición (y de qué otra cosa se trata la democracia), de crear conciencia y todo ello con el único propósito de tender una cortina de humo ante la contundencia de una movilización legítimamente democracia, de defensa de la justicia y de buscar que nuestro país sea un país libre, que no se canjee por unos reales.

    Como dice el sabio Cervantes, a través de los labios de Don Quijote, «ladran Sancho… señal que cabalgamos».

    Se que estas expresiones no serán novedad en estos momentos amargos del quehacer cotidianos, pero me salen de lo hondo y solo quiero sumarme a quienes posiblemente ya te lo han expresado de viva voz, quiero dejar constancia escrita de mi apoyo y compromiso de seguir en la aventura de construir sociedad desde la participación y el traslado de nuestras experiencias.

    Con un abrazo fraternal,
    Francisco Terceros

  5. Reitero mi total solidaridad y respeto por el Dr. Roberto Barbery y el equipo que trabaja en el CEPAD. Soy boliviano, demócrata y repudio toda acción referida a la vulneración de los derechos en Bolivia.

  6. Más allá del azar de haber nacido en alguna parte, me solidarizo plenamente con Carlos Hugo Molina y Roberto Barbery, víctimas de un gobierno que está rifando peligrosamente las esperanzas del pueblo boliviano. Quienes optamos por el cambio nunca sospechamos que estaríamos apoyando viejas prácticas y peligrosas mañuderías.
    En el análisis, y sin ánimo de desconocer la infamia y la calumnia del gobierno central, quiero recordar que ambos fueron tachados de traidores en su propia región, cuando lo único que pretendían era trabajar por el futuro del país en su conjunto, realizando una labor que merece toda ponderación y reconocimiento.
    Esto demuestra que el oscurantismo no es propio de una región o de un grupo. Porque junto con la maldad, la envidia y la injusticia se incrusta en cualquier lugar y bajo cualquier perspectiva. En mi humilde opinión, es bueno recordarlo.
    Carlos Hugo y Roberto son personas valientes que trabajan con mucho coraje y fuerza y constituyen ejemplo de compromiso con el país. Su labor se ha destacado siempre, por encima de cualquier interés regional, lo que ha significado que su accionar, su nobleza y su disposición hayan sido percibidas equivocadamente.
    Callarlo o negarlo, sobre todo en su propia región o entorno, constituye tan grave como la piedra en el zapato de un gobierno que no podrá pasar por alto la dignidad de las personas en la medida en que éstas obtengan el reconocimiento que en justicia y en derecho les corresponde.
    ¡Saludos cordiales!

  7. Queridos Amigos
    Quiero desde Cobija expresar la indignacion e impotencia que senti despues de ver el noticioso de hoy y tener que presenciar la desfachatez del ministro De la Quintana al decir lo que dijo de ciudadanos que todos sabemos como son.
    Carlos Hugo, reciba mi apoyo incondicional y solidaridad en estos momentos.
    Saludos

    Enrique Luzio

  8. Reitero mi apoyo INCONDICIONAL a todos.
    Ya sabíamos cómo venía esto, no?
    ¿Hay que seguir indignándose ante tanta irracionalidad? No sé, sigo apostando a la cordura a la que tanto hace referencia Carlos Hugo, aunque como van las cosas…
    ¿Se acuerdan de la publicidad de Atrapado sin salida? Decía algo así como: «Si Jack Nicholson está loco, ¿quién de nosotros está cuerdo?»
    Recomiendo leer «La pérdida de realidad en neurosis y psicosis», tal vez aclare el panorama. Digo, al menos para entender un poco más…
    Un abrazo grande
    Inés

  9. Quien sea hostigado por los burócratas liberticidas debe sentirse alborozado: irritar al tirano es una virtud del pensador que forja ideas capaces de abatir su ensoñación dictatorial.

  10. El CEPAD es reconocido en toda América Latina como una institución que siempre ha estado guiada por el único propósito de construir una Bolivia en la cual prevalezcan la equidad social, el respeto por los derechos humanos, y el desarrollo, gracias a unas relaciones armoniosas, respetuosas y eficientes entre la sociedad civil y el Estado. Un Estado que permita armonizar la riqueza de la diversidad regional en torno a un proyecto unificado de Nación.

    Del CEPAD siempre hemos recibido las mejores luces para la construcción de una gobernabilidad democrática en el marco de la cual sea posible la deliberación libre que conduce a acuerdos por la vías democráticas, pacíficas y civilistas.

    Rechazamos cualquier insinuación que quiera hacerse en sentido diferente sobre los intereses y el rol patriótico que cumple el CEPAD y sus directivos, CARLOS HUGO MOLINA Y RUBENS BARBERY, quienes, de eso estamos seguros, están haciendo lo mejor posible para aclimatar la concordia y la paz en momentos tan difíciles como los que padece la hermana república de Bolivia.

    RODRIGO QUINTERO

    Fundación Social

    Colombia

  11. Rubens….no hay de qué sorprenderse, estamos gobernados por los peores hipocritas jamás vistos……y como decia tu amigo Ingenieros..(algo como esto)…» la hipocresia es peor que la mentira, porque aquella es circunstancial, en cambio la hipocresia es permanente…….y estos odiadores no van a dejar de tirar jones contra aquellos que yá han desplegado las alas…….. No vale la pena detenerse a contemplar a aquellos que se han quedado atrás… Un abrazo

  12. Gratificado, agradecido….. da gusto caminar juntos. La reacción fue porque no me hallaba con un número en el pecho por un delito inexistente. Sigamos. He vuelto a sonreír

  13. Mi solidaridad con los injustamente calumniados. ¡Qué pena que estemos perdiendo una oportunidad histórica!
    Créanme… yo todavia tenía esperanzas.

  14. Querido Carlos Hugo, Roberto y demas amigos que trabajais por la democracia, la justicia y la solidaridad, esto se veia venir, son los pasos clásico de toda dictadura,seguir luchando por lo que creeis pero tened cuidado se puede poner algo más feo. Un fuerte abrazo para todos desde el otro lado del charco, donde teneis vuestra casa como siempre.

  15. Rubens como decis, el gobierno despues de un paro de 6 departamentos tiro la pelota hacia otro lado para que nuestras vistas se distraigan. Una «estrategia» pero que incosecuente para nuestra democracia.
    Saludos

  16. Es de ciegos pelearse con quienes te pueden mostrar el camino. Esta vez sin metáforas: ¿Quiénes inventaron y popularizaron la participación popular? Por lo menos dos de los que ayer el gobierno sacó a bailar de tan mala manera: Carlos Hugo Molina y Roberto Barbery. La PP colocó a Bolivia en el siglo XXI y fue una de las cosas más importantes que le ocurrieron al país en lo social y lo político en el siglo pasado. Como alguna vez dijimos:

    “La Participación Popular es, en esencia, sostén y fundamento del Desarrollo Sostenible, ambos puestos con mayúsculas para, con nombres propios, ubicarlos en sus espacios burocráticos oficiales. Pero, al margen de sus sitiales jerárquicos formales, la participación popular y el desarrollo sostenible andan todos los días, de la mano, por las calles, caminos rurales y ríos de nuestra geografía. Como enamorados viejos, se pasean por la provincia y el municipio, viejos pero recién llegados, ante la sonrisa alegre de la gente buena y de las poblaciones chicas del campo y la ciudad. Llegaron por la calle principal a inaugurar las cunetas del último barrio, vadearon ríos y cañadas, se metieron por las puertas y ventanas y se colaron por las grietas de la pared de pahuichis, taperas y galpones y se instalaron en la vida de los bolivianos, dignificando la existencia de niños, ancianos y mujeres. Tomados de la mano, se colaron por debajo de las puertas de las embajadas y misiones extranjeras, se instalaron en los escritorios de los programas multilaterales de asistencia y de allí, cayeron en los municipios que, atónitos, no sabían, no supieron ni saben aún que hacer con la avalancha recibida. Cayeron en la red de buenas ONG que multiplicaron sus bondades y también en la mala red de malas ONG, que surgieron a su sombra -y a sus costas- como hongos venenosos”.

    Y es que las buenas ONG, como CEPAD, le producen envidia a las malas ONG, como aquellas que debe proteger el ministro Quintana. No puede haber tanta amnesia y ceguera. Un abrazo, Adolfo

  17. VA MI ABRAZO FRATERNO TAMBIEN Y LA REITERACION DE MI INCONDICIONAL AMISTAD Y APOYO AL MAESTRO Carlos Hugo.
    Salud!

  18. Comentemos:
    CHM: Lo lograste hermano, de villano a héroe en 24 horas. Aleluya por el dios de los cristianos!
    RBA: No estaba muerto andaba de parranda, como siepre. sALUD!
    JRQ: Ministro y gran promotor de imagen
    MPO: Don Feliz Soleto, Don Feliz Soleto, prstemela a su mujier. No se la presto, no se la presto porque es capaz de morder hasta la mano que le dio de comer
    AL: Que vas a hacer esta noche. Ponga hora y lugar que me la como hoja de coca y todo
    IS: Usted de cuerda ni sus bucales pero es imposble no adorarla…
    E: Flor de enredadera
    RBK: Valés lo que pesás mi hermano

  19. Cuando fallan las ideas, cuando lo politica gubernamental es cortinas de humo, cuando no hay gestion… siempre hay que buscar nuevos enemigos…
    Solidaridad con todas las victimas del dedo acusador del MAS

  20. Aquí la opinión de un amigo!!
    J.P.B

    «Exitoso empresario, de familia tradicional inmigrante, industrial propietario de una importante aceitera, Branko Marinkovic está jugando con su spots televisivos del Comité Cívico Pro Santa Cruz a «Presidente, Presidente».
    Muy lejos del estilo de su antecesor, Germán Antelo, que tenía un ayudante fanático del cruceñismo excluyente en materia de comunicación, cuenta con una empresa asesora de imagen que ahora está en el plan de proyectarlo nacionalmente.
    El Presidente del Comité Cívico es más importante que el mismísimo Prefecto del Departamento, quien a la hora de la evaluación del paro cívico se acomoda al centro frente a cámaras y micrófonos, con el senil y penoso Percy Fernández a su diestra y el gris Rubén Costas a su siniestra. Es en realidad, para el imaginario colectivo, el Presidente de la Republiqueta de Santa Cruz, como quisieran los logieros, rodeado de karayanas y protegido por su brazo operativo, la Unión Juvenil Cruceñista que patea collas, los embiste con autos y les saquea sus puestos del mercado Abasto.
    Branko es la expresión más abominable de la hipocresía clasemediera. Habla de unidad, democracia, de un país para todos, pero en los hechos niega la vigencia del Estado boliviano cuando se trata de una movilización orquestada por el civismo fanático que dirige: Para circular en auto hay que pedir autorización al Comité. El que abre un local comercial es castigado con la rotura de vidrios y el saqueo de mercadería, si un colla se atreve a vivar al MAS en el Plan Tres Mil es inmediatamente reprimido y masacrado por los jovencitos fascistas hijos de viejos falangistas y nietos del federalismo que tiene su embrión en la dictadura de Banzer.
    Branko es un producto mediático arropado por ese reino glamoroso cruceño que tiene como capital de su sueños a Miami. En esa medida tiene que sentirse como pez en el agua porque el yuppismo del que se ha trasminado ideologicamente lo exime de responsabilidades como la de saber qué significan palabras como diversidad, interculturalidad, inclusión social, lucha contra la pobreza, combate al racismo, construcción de una sociedad igualitaria y otros asuntos que seguramente le sonarán a verso utópico perteneciente a la literatura y al país del nunca jamás, a la legítima y mayoritaria búsqueda de la superación de las sociedades pobres y dependientes, sometidas al imperialismo y al capital saqueador, como la nuestra.
    Branko es todas estas cosas y a Branko hay que combatirlo con las ideas, con el conocimiento de la historia boliviana, desde la etapa precolombina, pasando por la colonia y llegando hasta la Repùblica y lo que podría ser una Segunda República a la que Branko y todos los brankos de Bolivia le tienen pánico.
    Y a los palos, los intentos de linchamiento, las amenazas de muerte y demás dispositivos intimidatorios, a los brankos hay que contestarle con la palabra profundamente liberadora, para demoler a este pequeño monstruo que juega a «Presidente, Presidente» y que en el fondo sabe, sólo representa a sus amiguetes del Club Social, del Country Club, y en Cochabamba seguro que a Manfred Reyes Villa.»

    ¿Sabían que la empresa que acesora la imagen de Branako es subsidiaria de la que comandó la campaña a la Presidencial de Goni? Pues ya lo veo a Branko de candidato viajando a las comunidades y teniendo que soportar a los campesinos y diciendo como su mentor Goni «esto es lo malo de la campaña, tener que soportar a estos indios!!!»

  21. Colegas del Grupo Iniciativa, desde la FUNDE de El Salvador compartimos y suscribimos plenamente lo que Rodrigo Quintero de la Fundación Social de Colombia afirma sobre CEPAD y sus directivos CARLOS HUGO MOLINA y RUBENS BARBERY.

    Alberto Enríquez Villacoirta
    FUNDE, El Salvador

Deja un comentario