“¿podrán los ultra indigenistas explicar la forma en que débiles Estados nacionales, desgarrados por el nacionalismo étnico, detendrán las arremetidas imperialistas que balcanizaron Yugoslavia, invadieron a Irak y Afganistán, ocuparon el Congo y Haití, compraron tierras en países empobrecidos y continúan con los genocidios en Africa? El plurinacional vicepresidente Álvaro García Linera reveló que la Central de Pueblos Indígenas de La Paz (CPILAP), a la que consultó la necesidad de explorar zonas petroleras, le respondió que “vaya a negociar a Bruselas con su bufete de abogados…

…¿no sería posible conciliar el rescate de nuestras culturas aborígenes con el avance indo mestizo logrado en Bolivia y en la América morena? ¿No es evidente acaso que sólo esa conciliación permitirá defendernos frente a los imperios, que, junto a sus testaferros criollos, pretenden aniquilarnos?”

Fuente: Bolpress.