Por fallar el clavo se perdió la herradura.
Por perder la herradura se perdió el caballo.
Por perder el caballo se perdió el mensaje.
Por perder el mensaje se perdió la guerra.

Deja un comentario