La gracia del socialismo es que se lo juzga según sus intenciones, mientras que al capitalismo según sus resultados.

Deja un comentario