2 respuestas

  1. El rostro de su felicidad tiene el sello de su madre. Más identico imposible pariente! Que Dios os lo bendiga!

Deja un comentario