No creo en dios y no me hace ninguna falta. Por lo menos estoy a salvo de ser intolerante.