Medida “neoliberal” acertada por el Gobierno “socialista” del MAS. ¿No que el Estado era mejor administrador? Más allá de la contradicción entre lo que se dice y se hace, me alegro que se quite el monopolio legal de una institución que ya probó de sobra su ineficiencia. Tus corruptos y mis corruptos… que se vayan al carajo.