Algunos comentarios frene a la carta bomba que atentó contra Fidel Surco, dirigente de los movimientos sociales:

Primero: condena sin “peros” al atentado. Cualquier atentado contra la integridad física de una persona debe ser condenada sin reparos.
Segundo: Condena al uso irresponsable de un crimen por parte del Presidente Morales y Su gobierno para obtener réditos políticos. No se debe ensuciar nombres y a sugerir en abstracto autores del crimen con generalidades como “la derecha”, “un ex general retirado del ejército”, etc., etc.

Tercero: las generalidades están  bien para charlas de café (aunque personalmente igual no las comparto), NO para declaraciones públicas que generan “estado”.

Cuarto: las investigaciones de actos criminales deben ser realizadas con responsabilidad para que sean creíbles, eso implica no hacer declaraciones a priori y con intenciones políticas. Hacer lo contrario genera inseguridad ciudadana, dosis que ya rebaza el límite en el País en general.