Así luce Santa Cruz de la Sierra en un día soleado a las 10:00 de la mañana.

Nos queda un sol rojizo, como los ojos de esta ciudadanía cansada de respirar humo. Metáfora que en esta ocasión no sirve para la poesía.

¡Hasta Cuando los chequeos!

Deja un comentario