«Al recordar 200 años del primer grito libertario. ¿Nos entendemos? ¿Nos toleramos? ¿Nos tenemos paciencia? Creo que