Valoro a las escritoras que saben transparentar la angustia. María Claudia Ardaya J. se aferra al amor