Discapacitados tomando instituciones públicas y policías militares reprimiendo con gases y balines.
Niñas y niños que circulan sin culpa alguna intoxicados por el gas.
Soldados humillados recorriendo las calles de Santa Cruz en retirada hacia su cuartel y escoltados por una multitud de ciudadanos que los acosan.
Maleantes robando y saqueando computadoras, muebles, teléfonos y todo lo que encuentran en las oficinas de la telefónica ENTEL, nacionalizada por el Gobierno.
Motos policiales incendiadas, jóvenes estudiantes bañados en vinagre para seguir combatiendo a las fuerzas del orden que no discriminan tirar sus cartuchos de gases a la cara o al suelo.
Vehículos que golpean la puerta del Instituto Nacional de Reforma Agraria para derrumbarla.
Soldados que terminan ensangrentados para luego ser socorridos por sus propios agresores.
Campesinos a fines al partido de gobierno amenazan con tomar la ciudad de Santa Cruz y cercarla.
Oficial de la fuerza del orden dispara su arma 9 milímetros de reglamento a la multitud, por suerte sin lograr impacto.

…y el Gobierno del Presidente Evo Morales sigue insultando, provocando y caldeando los ánimos.

¿Que nos está pasando?

7 respuestas

  1. Perdón,
    vos ubicás quién es Edward Bernays?
    Me encantaría decirte que lo que nos está pasando es el resultado de una buena estrategia de ingeniería social.

    Todo lo que estás comentando parece tener el mismo nivel de amplitud que una cámara de televisión. Que filma sólo una parte.

    Te quiero dar un ejemplo de lo que significa ingeniería social.
    Aquí va: http://www.youtube.com/watch?v=xox7TR11evI

  2. Sería también bueno recordar las palabras terriblemente de confrontación que vociferó el prefecto Rubén Costas luego del 10 de agosto. Habría que recordar sus palabras y lo que ahora se estarían cumpliendo.

  3. La era esta pariendo un corazón
    no puede más se muere de dolor
    y hay que acudir corriendo
    pues se cae el porvenir
    En cualquier selva del mundo
    en cualquier calle.

    Debo dejar la casa y el sillón
    la madre vive hasta que muere el sol
    y hay que quemar el cielo
    si es preciso, por vivir
    Por cualquier hombre del mundo
    por cualquier casa.

    Tal vez estás líneas de Silvio Rodríguez esbozan algo de lo que estamos viviendo; lo terrible, creo, es que en esta realidad polarizada, esta canción puede ser adoptada por cualquiera, y ahí está el peligro…

    Saludos

  4. Buena pregunta, aunque ahora lo que resta es pensar que pasará, porque lo que nos pasa es una absurda violencia reaccionaria, motivada por este sistema opresor no solo centralista, ahora también «autonomista» basada en dinero, y no así en cambios estructurales, más allá de los discursos y palabreria barata que inunda los medios de comunicación.
    Ahora sí, estamos como el MAS, quién puede negarlo, acá donde tanto se criticaba a los bloqueadores, destructores, vándalos y saqueadores, acá donde se vivía en paz (supuestamente), acá donde todo era fiesta, si viejo, es difícil aceptar que nosotros somos un gran problema para nuestra región y país, porque todavía no hemos aceptado la diversidad como motor de cambio social. Cuál es la diferencia entre Costas y Evo? poder? dinero? entorno? mira, yo pienso que la diferencia es de clase, acá donde nos llenamos la boca con el discurso de la democracia, dime: somos demócratas los que golpeamos a los que no piensan como nosotros? a los que esperan otro mañana? que no dejamos entrar a la plaza del pueblo a mismo pueblo? que todos estamos locos por la autonomía que nos cambiará de una vez por todas? no sé…sinceramente estoy de acuerdo en la protesta!!! pero no en el vandalismo ni el fascismo con que se ha tomado el discurso de algo tan bello como puede ser la Autonomía de las personas y no solo de las instituciones….salud y libertad.
    Disculpa por tantas ideas mezcladas, solo que estoy medio triste y siento lástima por mi pueblo.

  5. Y unos y otros siguen calentando y preparando la leña para la hoguera, sin darse cuenta que se ha prendido el fuego y que nadie puede evitar ya el incendio. El incendio es lo que nos está pasando.

    Y algún nostálgico piensa que desde el incendio la era está pariendo algo, cuando todos sabemos que selo se logran cenizas, luego de los grandes fuegos.

  6. Es la miopía la que sigue caldeando los ánimos, insultando y provocando. Y esa no tiene nombre, tiene nombres.

    Si alguien lee este post ¿tú crees que va a sentir sus ánimos menos caldeados, va a dejar de insultar o va a sentirse menos provocado?

    Empezar en el ¿qué nos pasa? para terminar en el ¿qué le pasa?…bien.

    Saludos

Deja un comentario