Hoy, más de 2/3 de los miembros de la Asamblea Constituyente solicitaron al Congreso Nacional que amplíe su periodo de sesiones hasta el 14 de diciembre. Este pedido de los constituyentes envía cuatro mensajes políticos claros:

  1. Si la Asamblea Constituyente tiene que pedir permiso al Congreso para seguir sesionado más allá del plazo establecido por la Ley de Convocatoria, entonces está reconociendo implícitamente que no es “originaria”, ni está por arriba de los poderes constituidos, es decir es un poder derivado del poder legislativo. Debemos suponer que esto termina con el debate al que nos vimos arrastrados respecto a la naturaleza de la Asamblea Constituyente. Celebramos el reconocimiento al orden legal establecido.
  2. El hecho de que se apruebe la solicitud buscando un consenso que alcance al menos los 2/3 de los votos de la Asamblea es también un reconocimiento al principio democrático de representatividad de las minorías y un respeto al estado de derecho. Esto nos permite suponer que el debate entre la aprobación del texto constitucional por mayoría absoluta o por 2/3, estaría definido hacia el principio democrático de la búsqueda de consensos.
  3. Envía un mensaje que busca obtener oxigeno político para el país. La cercanía de la fecha del 6 de agosto ponía plazos inexorables con pronósticos catastróficos. Parece que nuevamente la democracia boliviana encuentra la salida institucional y legal para preservar la paz ciudadana. Celebramos el esfuerzo para preservar la paz en el país.
  4. Envía un mensaje claro al parlamento para que se logre un consenso con 2/3 de votos que viabilice la prolongación del mandato constituyente. Esperemos que el mensaje sea entendido por las fuerzas políticas presentes en el Parlamento.

Una respuesta

  1. Me pregunto si no valdrá la pena que los parlamentarios de oposición aprovechen la oportunidad (en caso que llegue al parlamento la decisión sobre la ampliación de la constituyente – tengo que ver para creer primero), para de una vez recontra-aclarar (a pesar que está claro) que TODO el texto de la Constitución debe ser aprobado por 2/3?

    Con seguridad se armará más polémica sobre el tema, pero no deja de ser una oportunidad. La única otra oportunidad que tenemos como minoría es el Tribunal Constitucional, pero ya vemos cómo los amedrentan y dudo que ese fallo (si llegara a darse algún día) tenga final feliz.

    Slds,

Deja un comentario