Hoy amanecimos con bloqueos en la carretera La Paz – Oruro – Cochabamba (Mineros de Huanuni), Santa Cruz – Trinidad – San Matías (algunos gobiernos municipales de la Chiquitania en conjunto con ASL locales), Yapacaní (colonizadores asentados en el Choré), El Alto (distribuidores de Gas), Potosí (Universitarios de la U. Tomás Frías), y Camiri (APG). Como si faltara algo, las productoras de Pan entran desde hoy en paro, generando escasez en uno de los bienes de primera necesidad que afectan directamente a los más necesitados.

¿Será este el precio que debemos pagar los ciudadanos por la demagogia del gobierno del Presidente Morales frente a todos los sectores sociales con los cuales negocia?

Por el momento lo concreto es que la tensión social aumenta y nuevamente estamos entrando en espirales de violencia. Paradójicamente ahora le toca al Presidente Morales administrar los mismos mecanismos de protesta que lo llevaron al poder. Esperemos que la calma llegue, a pesar de su vocero oficial, quien hoy declaraba que la protesta del pueblo Guaraní es “en contra de la Autonomía pregonada por la oligarquía cruceña”. Que forma más torpe de evadir sus responsabilidades de estado que, como Gobierno de todos los Bolivianos le compete resolver. Parece que tiene bien merecido el título de “Canalla Contreras” que Carlos Valverde le endilgó. No se me ocurre mejor adjetivo para alguien en función de gobierno que en medio de tantos conflictos y posibles enfrentamientos exacerbe aún más los ánimos.

Para completar: tuvimos que suspender los Conciertos de Temporada de Música Misional que se realizan en toda la Chiquitania. Ni el lenguaje universal de la música pudo en esta oportunidad sosegar los malos espíritus.

Deja un comentario