Artículo de Roberto Barbery Anaya:

El sábado 8 de diciembre se reflejaba una sola realidad en el país: el MAS aprobaba su Proyecto de Constitución. El sábado 15, se aprobaba el Estatuto del Departamento Autónomo de Santa Cruz, y las cosas en una semana estaban otra vez en su lugar: Bolivia no se reduce a la visión unilateral del MAS.

Y no es cuestión de pedir diálogo, mientras se pretende aprobar la Constitución en un cuartel militar, huyendo después por la trastienda del pelotón, dejando tres muertos y centenares de heridos. Mientras se modifica con un cerco en el parlamento la Ley de Convocatoria a la Asamblea Constituyente y se conculcan discrecionalmente los recursos departamentales. Mientras se traslada con otro cerco la Asamblea Constituyente, y se aprueban los Artículos en detalle sin leer por lo menos el texto. En otros términos, no se puede dialogar mientras una de las partes está pateando bajo la mesa; eso no es diálogo, es impostura…

Reestablecido el equilibrio, se puede dialogar en condiciones democráticas de igualdad. Y si el Gobierno parte de lo obrado, ya tiene una respuesta proporcional. Habrá que diseñar la maratón electoral para que haya suficiente circo, ahora que el pan esta caro… La maratón nacional y departamental, ciertamente…

Porque la maratón departamental es también muy generosa. Incluye Referéndums de Tiros, Troyanos, Moros y Cristianos. Inclusive de paceños, para mayor regocijo. Así, en el caso de Chuquisaca y Cochabamba, comienza por el comienzo: volviendo a preguntar si están de acuerdo con impulsar un Régimen de Autonomías Departamentales… Y después vienen otros eventos, para ponerse a tono con los que impulsaran Santa Cruz, Tarija, Pando y Beni, que incluyen sólo para recomenzar un Referéndum para ratificar los estatutos y una elección de asambleístas departamentales – luego irán surgiendo otras necesidades democráticas, seguramente.

En ese contexto, el Gobierno puede iniciar su zaga respectiva, preguntándole al país si los latifundistas son buenos o son malos, sin ningún análisis técnico sobre la extensión de la tierra rural en el oriente. Y luego continuar con el Referéndum Constituyente sobre su Constitución Unilateral en un Estado Plurinacional y después convocar a una rara especie de Referéndum Revocatorio donde puede perder la mayoría, antes de rematar con la canonización…

Ese es el nuevo escenario de equilibrio – o desequilibrio, según como quiera verse. Que también requiere diálogo para establecer ciertas reglas que permitan llevar adelante la maratón electoral con relativa tranquilidad social…

Pero diálogo, no impostura… La impostura ya tiene respuesta puntual, con calendario incluido. Porque Bolivia no es una visión unilateral…

5 respuestas

  1. De acuerdo Señor Barbery. Digamos no a la impostura venga de donde venga. El comentario toca una arteria central del cuerpo polìtico actual. Me gustarìa explayarme en el anàlisis pero el dueño del blogg fue muy claro: nos sacó cagando. A escribir largo a su casa, aquì cortito carajo. Màs de uno se habrà sentido aludido y decidido a no participar.
    Hay que tener ojo, con mi ojo… y con las palabras también. (Abajo la Palocracia)

  2. Ahora ya relajate pues papà que llegò la celebration. Tienes que olvidarte si es uni, bila, tetra, sufijo, prefijo. El 2008 ya toca la puerta y hay que recibirlo con júbilo papá. Felicidades. Que te vaya en ciernes en todo lo que te conciernes, yaaaa. Salud papà. QUE VIVA LA LIBERTAD.

  3. P.D. Y que el administrator no me esté pidiendo que me retire porque «aunque me boten, no me pienso ir». Es pues fiesta papá.

Deja un comentario