Mientras en el país el Presidente Evo Morales quiere mostrar voluntad de diálogo para lograr consensos en dos grandes temas que afectan el futuro del país (la nueva constitución política y el recorte por parte del Gobierno Central de los recursos descentralizados de las Prefecturas Departamentales conocidos como recursos de IDH), las acciones de Su Gobierno, indican lo contrario. Al respecto:

¿Para qué el diálogo entonces?

Sr. Presidente, sus acciones contradicen su discurso.

 

Deja un comentario