Ciudadano, Ciudadana, dado el nivel de beligerancia cotidiana que estamos viviendo en Bolivia, me permito hacer algunas preguntas y reflexiones:

¿Usted se ha puesto realmente a pensar si está dispuesto a MORIR por cualquier líder nacional?

¿Usted se ha puesto realmente a pensar si está dispuesto a MATAR por cualquier líder nacional?

¿Usted se ha puesto realmente a pensar si está dispuesto a que maten a su padre, a su madre, a su hijo, a su hija, a su hermano, a su hermana, a su sobrino, a su sobrina, a su amigo, a su amiga, a su esposa, a su esposo, a su corteja (ñata, chica, enamorada, novia), a su cortejo (ñato, chico, enamorado, novio) o a todos ellos?

¿Está usted dispuesto(a) a matar al padre, madre, hijo, hija, hermano, hermana, sobrino, sobrina, amigo, amiga, cortejo, corteja de alguien o a todos ellos?

¿Cree usted que una Guerra Civil pasaría sin que nada de esto le suceda? ¿Cree usted que algo de esto le sucederá a otros, menos a usted? Si su respuesta es afirmativa no sea ingenuo(a).

Ya no solo apelo a los argumentos morales en contra de una confrontación armada, apelo a su racionalidad, a su propio interés frente a sus seres queridos, a su propia persona. Bajemos el nivel de enfrentamiento, debatamos y exijamos nuestros derechos en PAZ.

Sí a la democracia.

4 respuestas

  1. ¿Cómo hace una persona rica para convencer a miles de pobres para que salgan a pelear contra otros miles de pobres como ellos?
    ¿Por qué son los pobres los que tienen que defender o conquistar los bienes para los ricos?
    Esto está pasando en toda latinoamérica, pero ahora más en Bolivia.

  2. Eso, no es el confrontamiento porque si. Si todos queremos algo mejor es por nuestra cotidianidad más concreta, por nuestra familia, barrio, gente. etc. Y para los mios yo quiero paz, confrontación en otros términos.

Deja un comentario