Me tomo la libertad de transcribir las palabras de Mario Vargas Llosa ofrecidas el 26 de enero