Dos noches antes de navidad se acabó tu sonrisa. Aún no puedo olvidarte.

Por el momento me entrego a la soledad de tu partida.

Una respuesta

Deja un comentario